martes, 12 de enero de 2016

BRASERO DE SOBREMESA - CALEFACTOR A VELAS

En esta ocasión hablaremos de un "artilugio" que nos ha llamado mucho la atención.

Ha ya tiempo que corren por internet algunos vídeos en los que hay quien asegura que se puede calentar una habitación sin utilizar electricidad, por muy poco dinero y de una manera casera.
Se trata de utilizar unas macetas invertidas para construir un artefacto que emitirá calor al colocarle unas velas en su parte inferior.
Realmente, este sistema de calefacción ya lo utilizaban los antiguos egipcios o, más recientemente, durante la Segunda Guerra Mundial, ya que al escasear el combustible, la población buscaba formas alternativas de entrar en calor en los refugios.

Pues bien, para los que no sean muy habilidosos con el bricolaje o, simplemente, prefieren que se lo den todo hecho, este "calefactor" ya se está fabricando de manera industrial.


Su funcionamiento es sencillo. Se compone de dos cúpulas de terracota (una más grande que otra), una rejilla metálica y una base, también de terracota.




Las velas calientan la cúpula interior y el aire que hay entre las dos cúpulas, produciendo un flujo de aire caliente que sale al exterior por la abertura superior. Igualmente, la cúpula exterior se calienta, irradiando calor al entorno lentamente.


Si bien su capacidad calorífica no es muy elevada, parece ser suficiente para elevar un par de grados la temperatura de una habitación pequeña.
Este tipo de velas tienen una duración de unas cinco horas, por lo que, por poco dinero, podremos mantener un ambiente caldeado sin gasto de electricidad.


Por otro lado, su diseño moderno y actual, junto con la variedad de colores y acabados disponibles, hacen de esta pieza un complemento ideal para la decoración de nuestros hogares.